anti-spamEn mi trabajo, Cibercorresponsales, que es una red social de jóvenes menores de 18 años, hay un grupo que está reflexionando sobre la identidad digital.

Me ha sorprendido esta reflexión de Marcos porque le ha puesto palabras a algo que pienso desde hace mucho tiempo: (las negritas son mías)

En la presentación, se nos ha hablado de “cuidar” nuestra imagen digital. No puedo evitar pensar que esto, como en la vida real, es solo un modo más de decir, “sé lo que ellos quieren que seas” porque, si eres tú mismo, si te vas de fiesta, y lo haces público, estarás entonces ofreciendo una “mala imagen” a las empresas, al mundo laboral… A la sociedad en sí.

A fin de cuentas, esto me lleva a pensar, si la realidad virtual, no es más que una proyección de la realidad “real” – por llamarla de alguna manera – en la que vivimos, y lo único importante es cuidar nuestro aspecto, porque nadie quiere una “masa sentimental” trabajando en su negocio, sino un equipo de perfiles perfectos e impecables.

Ya no nos conformamos con ser constantes o eficientes en nuestro empleo, sino que nos “robotizamos” y al final, somos eso: Lo que dicen nuestros perfiles, truncados para contentar a quien nos dará de comer.

Porque ser uno mismo, hoy en día, no vende, pero claro, entonces, ¿cómo podemos conocer a alguien realmente a través de los datos que ofrece en su página web? ¿Cómo podemos saber si no nos está vendiendo una mentira?

Esto me hace pensar en la imagen del perro que dice “En Internet, nadie sabe que eres un perro”, que nos han puesto durante la presentación, y me lleva a creer que toda prevención es poca: Internet, se convierte pues en una gran red de mentiras donde la gente, es, o bien “más de lo que realmente es”, o bien “alguien diferente a quien realmente es”.

Yo además añadiría que mentimos o callamos no sólo por miedo a nuestro presente y futuro en los ámbitos laboral o estudiantil. También lo hacemos, yo lo hago a menudo, porque me cansa que, cuando intengo mencionar algún tema personal, haya quienes quieran interpretarlo a su manera, juzgar, cuchichear…

¿Todo esto de la seguridad, del cuidado de la imagen, no nos conduce también a reprimirnos mucho? ¿La gente cotilla no se da cuenta de que reprime la expresión de otra gente?

¿Os imagináis o existe algún movimiento para ser más naturales en internet?

Etiquetado en:            

3 thoughts on ““Tienes que ser como quieren que seas”

  • 02/03/2012 a las 10:55 am
    Enlace permanente

    Hola,
    Efectivamente “la realidad virtual no es más que una proyección de la real” y en “la real” tenemos diferentes roles, de amigo, de hijo, de trabajador, etc. La clave está en gestionar diferentes perfiles para cada rol. E internet además posibilita el anonimato. Hazte un perfil donde esa sociedad que os “moldea” no os pueda juzgar.
    Saludos.

  • Pingback: “Tienes que ser como quieren que seas” « Redasociativa RAS

  • 05/03/2012 a las 11:57 am
    Enlace permanente

    Como dice Ángel, la personalidad virtual es una proyección (o incluso cada vez más un complemento indisoluble) de la física. Pero para mí la clave es saber manejar tu libertad de mostrar lo que quieres mostrar sobre tí (a lo que no quieres mostrar se le suele llamar “intimidad”). En internet aun estamos aprendiendo a manejar esto (si incluso en el mundo físico a veces hay problemas para manejarlo…, con una nueva tecnología que crea nuevos espacios es lógico que surjan también problemas). A partir de ahí, unos se querrán mostrar tal como son, sin demasiadas dobleces ni deseos de plegarse a lo socialmente aceptado, otros preferirán adaptarse a roles en los que se siente cómodo y otros simplemente tratarán de pasar inadvertidos (¡igual que en la vida real!).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>